martes, 23 de octubre de 2007

¿Qué pasa con los Lectores de Monte Ávila Editores?

por José Jesús Villa Pelayo



En el primer trimestre del año 2003, en el Comité para la Reforma de Monte Ávila Editores, que se había creado en el seno de la organización "Voces por la Paz", le sugerí al recién nombrado presidente de la editorial (por decisión del Ministro Francisco Sesto y por el voto de la mayoría en una de las asambleas de "Voces por la Paz"); que era forzoso transformar el Comité de Lectores de Monte Ávila Editores. Utilicé entonces una metáfora muy cruda: había que "Decapitar el Comité de Lectores".

Estas sugerencias y otras recomendaciones las realicé en un Informe de alto nivel para el Presidente de Monte Ávila Editores, el narrador venezolano y Premio Nacional de Literatura, Carlos Noguera. No obstante, mis recomendaciones o no fueron escuchadas o el Comité de Lectores de Monte Ávila es un organismo autónomo, vivo, una especie de hidra que hace lo que lo da la real gana.


Es vergonzoso y constituye un abuso, por decir lo menos, cómo los Lectores de Monte Ávila Editores holgazanean, dilatan las lecturas, realizan algunos viajes y dejan los manuscritos en casa (durmiendo en sueño de los justos), se dan un hermoso postín y llenos de toda pompa y circunstancias pueden tardar meses y años leyendo los manuscritos de escritores que, constitucionalmente, tienen el derecho a una lectura rápida y eficaz de sus libros, no importa el resultado.


Se trata de una violación flagrante de los derechos de los autores. Empero, parece que no hay alma alguna, dentro de Monte Ávila Editores, capaz de poner a estos señores en su lugar. El tiempo que yo mismo fui lector de Monte Ávila no tarde más de una semana en entregar los informes de las lecturas. Ah ¡ ya lo entiendo, el verdadero presidente de la editorial es el Comité de Lectores.


Entretanto, seguiremos denunciando estos hechos y escribiendo Informes a otras instancias más elevadas o realizando actividades que lleven a una verdadera transformación y democratización de Monte Ávila Editores Latinoamericana.